Tétrico hospital Miranda Cauca

Spread the love

Habiendo sido hospitalizado por 8 días en el hospital de Miranda, Cauca, para evitar quizás perder mi pierna por una celulitis, infección que me puso en ese peligro, recordé la letra del conocido tema “La cama vacía” y temí que lejos de mi familia hubiera caído en el “tétrico hospital”, al que hace referencia la famosa canción que interpreta Oscar Agudelo.

Sin embargo el haber obtenido de un día para otro la consulta externa en Comfacauca con la Nueva EPS y haber sido transferido de inmediato al hospital, me dio la esperanza de una buena y rápida atención, porque si esto me hubiera sucedido en Cali, Bogotá u otra gran ciudad, seguro que muchos días después de haber perdido la pierna, me habrían apenas atendido.

Luego de examinarme la orden médica fue hospitalización inmediata, canalizaciones, inyecciones, medicamentos y la asignación de mi habitación.
Con el correr de las horas, los días y las noches, el intenso tratamiento, cuidado y la excelente atención del personal en general, me devolvieron la paz y tranquilidad perdida por mi temor.
Miranda, en el norte del Cauca colombiano, es un pequeño y hermoso pueblo de 37 mil habitantes, que aún es estigmatizado por su escabroso pasado de violencia entre grupos al margen de la ley, que con su accionar produjeron la pérdida de vidas y dolor a los mirandeños.

Hoy día Miranda es un territorio de paz, con una administración política y pública eficiente y acertada y un progreso estructural físico y social, que aunque tiene todavía como toda población, que superar sus necesidades pos conflicto, pero que ha dejado atrás el fantasma de la violencia.

Durante mi permanencia en el hospital de Miranda, solo tengo palabras de agradecimiento a todo su personal, guardas vigilantes, enfermeras, servicios generales y aseo, médicos, personal administrativo, la señora encargada de la alimentación, de por sí muy sabrosa y casera, conductores ambulancia y también a quienes en habitaciones contiguas se encontraban hospitalizadas y que en todo momento me mostraron que Miranda es un pueblo de gente amable, agradecida, decente, jovial, colaboradora y muy especial, donde la vocación de servicio y el don de gentes está a flor de piel y es innato en sus habitantes.

Mis vecinos en otras habitaciones de hospitalización como las señoras Ana Teresa Noscué, Diana Guevara, Blanca Ligia, Julia y su bebé Neymar y dos personas más que prefirieron omitir sus nombres, no solo fueron magníficos y serviciales compañeros de hospitalización, además como yo, contentos manifiestan la excelente atención de todo el personal del hospital de Miranda y la humana, amable y noble atención más allá de su compromiso laboral y un ejemplo a nivel nacional, de que con amor por su trabajo y dedicación se puede hacer menos angustiosa la prestación del servicio de salud.

Los colombianos que tanto sufrimos por ello, debemos aprender a diferenciar, reconocer y valorar la vocación de servicio de las personas comprometidas con la prestación de la salud y no generalizar las fallas propias del sistema y las EPS causantes de congestiones, demoras y estrés que afecta a pacientes y personal administrativo que les atiende en largas jornadas causadas por el mal negocio de la salud.

Mientras las EPS y administradores de la salud y en especial del Sisben, no cambien su modelo, a nivel externo tendremos que seguir soportando largas y estresantes colas y horas de espera, que provocan malestar a los usuarios y desesperación a funcionarios que tratan de resolver la pesada carga que les impone el sistema.

Gracias Miranda, a los mirandeños y al personal del Hospital Ese Norte 2 de Miranda Cauca y a quienes allí laboran con amor y compromiso y especialmente a aquellos amigos, conocidos y desconocidos que me visitaron, llamaron y compartieron conmigo un momento para darme apoyo durante mi tiempo allí. Maricel, Isabel, Manolo, Heberth, Antonio, Walter, Oliva, Geovanna, Juan Pablo, Felipe, Juan Carlos, Luis, Lucrecia, Diomar, Amelia, Alejandra y los que no nombro para no hacer más largo este relato, pero que llevo en mi corazón.

Por Emiliano Carrillo P.
Para apuntesynotas.com

Ha sido visto. 174 veces!

Los escritos, opiniones, denuncias y comentarios aquí publicados, son de exclusiva propiedad y responsabilidad de sus autores, y no representan el pensamiento de apuntesynotas o su Director.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.